Los 6 principios de la persuasión “Influence: The Psychology of Persuasion” de Robert Cialdini

  1. Reciprocidad: casi siempre nos sentimos obligados a devolver los favores que nos han hecho. Esta obligación perdura en el tiempo y lo que devolvamos no tiene por qué ser de la misma magnitud que lo que hemos recibido.

 

  1. Compromiso y coherencia: queremos actuar de forma consistente con nuestros valores y compromisos, especialmente si los hacemos públicos o los dejamos por escrito.

 

  1. Prueba (o imitación) social: nos fijamos en lo que hacen los demás para establecer nuestras conductas, especialmente si los percibimos como similares a nosotros.

 

  1. Escasez: cuanto menos disponible esté algo, más lo queremos. E incluso si lo percibimos como que algo puede empezar a resultar escaso, nos interesa más.

 

  1. Autoridad: solemos buscar expertos o símbolos de autoridad para que nos guíen y tomen decisiones por nosotros.

 

  1. Agrado: decimos que sí a las personas que nos gustan más y que se parecen más a nosotros.

Pirámide del aprendizaje de William Glasser

Para el psiquiatra estadounidense William Glasser (1925-2013), el profesor ha de jugar el papel de ser un guía para el alumno, no un jefe.

Glasser no cree en la memorización de conceptos que acaban por olvidarse rápidamente. Es por ello que este psiquiatra apuesta decididamente por enseñar al alumnado mediante trabajos que le resulten útiles, lo que se conoce como aprender haciendo.

Para explicar todo esto de un modo más sencillo, Glasser sintetizo los grados de aprendizaje a partir de la técnica utilizada, en su pirámide del aprendizaje.

De los estudios de William Glasser nacen teorías y metodologías tan interesantes como las que emplean: David Aussubel (teoría del aprendizaje significativo), María Montessori (método Montessori), Loris Malaguzzi (metodología Reggio Emilia).

15 principales características del jefe de equipo. “Así lideras así compites” de Patricia Ramírez Loeffler

  1. Es claro y va de frente.
  2. Trasmite valores y es coherente con ellos.
  3. Se responsabiliza de sus éxitos y fracasos.
  4. Es prudente y se muerde la lengua.
  5. Saca la cara siempre por los suyos.
  6. Se gana el respeto a través del esfuerzo y la entrega.
  7. Es positivo.
  8. Se preocupa por el bienestar y calidad de vida de sus empleados.
  9. Es un elemento motivador dentro del grupo.
  10. Delega y delega bien.
  11. Fomenta el trabajo en equipo y la comunicación entre sus miembros.
  12. Sabe adecuar su estilo de liderazgo a las distintas personas.
  13. Pone objetivos desafiantes e invierte esfuerzo en conseguirlos.
  14. Es creíble y fiable ante los suyos.
  15. Es inteligente.
Imagen pirámide

La pirámide de Maslow

La pirámide de Maslow o jerarquía de las necesidades humanas; es una teoría psicológica propuesta por Abraham Maslow en su obra “Una teoría sobre la motivación humana” (en inglés, A Theory of Human Motivation) de 1943, que posteriormente amplió. Obtuvo una importante notoriedad, no sólo en el campo de la psicología sino en el ámbito empresarial del marketing y la publicidad. Maslow formula en su teoría una jerarquía de necesidades humanas y defiende que conforme se satisfacen las necesidades más básicas (parte inferior de la pirámide), los seres humanos desarrollan necesidades y deseos más elevados (parte superior de la pirámide). A pesar de los años transcurridos desde su creación sigue teniendo plena vigencia y su estudio resulta necesario a la hora de estudiar los comportamientos de los consumidores.

La pirámide de Maslow nos ayuda a entender las motivaciones a la hora de adquirir un producto o servicio y pone en relación los enfoques generales del comportamiento y las variables internas y externas de las decisiones del consumidor.

Abrir chat
1
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?